Happy Blog

Seis propósitos para 2017. ¿Te atreves?

Delivering Happiness at School | 11 enero, 2017

Pasados el desorden y la euforia navideños, es hora de recargar las pilas y arrancar con buen pie el nuevo año. Estos primeros días del mes, de vuelta a clase y de reencuentro con maestros y con alumnos son un buen momento para fijarnos objetivos y propósitos para 2017. La opción más realista consiste en marcarse pocos y alcanzables, para que no tengamos que lamentar, dentro de un año, que no hemos cumplido ninguno de ellos.

Nuestra propuesta es simple y concisa. Y estamos seguros de que, si intentas llevar a cabo por lo menos algunos de ellos, tu año será más emocionante y apasionante y, tú, serás más feliz.

  1. Aprende. Siempre. En cualquier lugar. Interésate por lo que pasa a tu alrededor: lugares, cosas, personas… Siempre hay algo que merece ser observado, atendido y aprendido. ¡Observa y lo encontrarás! Y no te olvides de tus alumnos, puedes aprender tanto de ellos…
  2. Agradece. A tí mismo y a los demás. Cuando lo hagas, no solo harás sentir mejor a los que te rodean, sino que tú mismo te sentirás reconfortado en tus acciones.
  3. Innova. Sal más allá de tus límites y de tu zona de confort. Recuerda que de todos los errores se aprende, pero solo errando sabrás cuál es el camino correcto. En el aula o fuera de ella, prueba a experimentar actividades nuevas junto a tus alumnos, quizás descubras cosas nuevas de ti y también de ellos. ¡Anímate!
  4. Cuídate. Dedícate tiempo y tiempo de calidad. Solo estando bien contigo mismo podrás transmitir ese bienestar a los que te rodean: familiares, compañeros o alumnos. Te lo mereces tú y se lo merecen ellos.
  5. Habla. Conversar, discutir, acordar, dialogar… Cualquiera que sea el formato en que lo hagas, recuerda que hay muchos conflictos que se resuelven o previenen con una conversación. Acuérdate de aplicarlo con tus alumnos para que aprendan que el diálogo les será fundamental para sus vidas.
  6. Siente. Párate a pensar y a sentir varias veces al día. Resérvate momentos para ti, para tomar consciencia de tus sentimientos y de tus pensamientos. Atiéndelos para entenderte mejor a ti mismo y también para poder comprender más a los demás. Enseña a tus alumnos a poner nombre a sus sentimientos para que puedan gozar de una inteligencia emocional suficiente para afrontar todas las situaciones de su vida.

¡Feliz 2017, lleno de buenos propósitos!

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí