Happy Blog

¿Por qué debe estar presente la inteligencia emocional en el aula?

Delivering Happiness at School | 22 junio, 2015

¿Te has preguntado alguna vez qué se esconde detrás de algunos comportamientos de tus alumnos? ¿Quieres saber cómo ayudarles a comprender y controlar sus emociones?

Que las escuelas y las aulas están en un momento de transformaciones profundas es un hecho que difícilmente puede ponerse en duda. Una de las piezas claves de este cambio consiste en situar al alumno en el centro del proceso de aprendizaje, atendiendo a sus necesidades individuales. La inteligencia emocional es una de las habilidades esenciales que debe tener en cuenta este modelo nuevo de escuela, pues generalmente la escuela ha priorizado el conocimiento y se ha olvidado del conocimiento personal.

Pero… ¿de qué hablamos cuando decimos inteligencia emocional? Pues se trata de la capacidad de controlar tanto las emociones propias como las ajenas. Esta habilidad cobra especial importancia en edades tempranas y debe tenerse en cuenta en las escuelas y en las aulas por distintos motivos:

  1. La inteligencia emocional se aprende y se practica. Sólo se deben facilitar herramientas a los alumnos para que puedan ponerlas en práctica por sí mismos.
  2. Las emociones son innatas en todas las personas. Los niños y niñas deben experimentar con ellas para aprender a expresarlas. Debe existir un espacio dónde se sientan cómodos y libres para hacerlo.
  3. El aprendizaje tiene una dimensión afectivo-emocional. Por tanto, las emociones influyen en el estudio y el aprendizaje. Una buena gestión emocional ayudará a una mejor comprensión y desarrollo académico.
  4. Permite a los niños y niñas mejorar su relación con ellos mismos y con sus compañeros, familiares y maestros.
  5. El éxito, tanto personal como profesional, proviene de capacidades intelectuales pero especialmente de capacidades emocionales.
  6. Los niños y niñas que aprenden a controlar lo que sienten y viven gestionan de mejor forma sus conflictos. Además, les ayuda a tolerar frustraciones cotidianas.
  7. Mejora el ambiente en el aula. Una clase con alumnos que trabajan la inteligencia emocional es seguramente una clase con un ambiente más positivo y relajado.
  8. Los niños y niñas deben aprender que estar triste, enfadado, etc…¡no es malo! Son las acciones derivadas de las emociones las que pueden llegar a serlo. Un buen control sobre ellas ayudará a que no produzcan interferencias en el pequeño.

Pero… ¿cómo la introducimos en el aula? Lo más importante a tener en cuenta, como maestro, es que, a parte de sesiones específicas que se dediquen a actividades enfocadas directamente al aprendizaje del control de las emociones, se aproveche cualquier situación que se de en el aula para ir un paso más allá de sus actuaciones, expresiones y conductas. En todo momento se le puede preguntar a un niño o niña el por qué de sus actuaciones, averiguar cómo se sienten, gestionar conflictos hablando con ellos personalmente o de forma grupal, etc. En todas estas pequeñas intervenciones estaremos trabajando la inteligencia emocional y ayudando así a que los más pequeños tengan poco a poco control sobre sus emociones.

El papel del maestro es clave en este proceso, pues es quien puede ayudar al alumno a detectar los sentimientos y emociones hay detrás de sus conductas, y darle así las herramientas para que él mismo lo controle en otras ocasiones. En resumen, se trata de poner palabras a situaciones que se dan a menudo y que los pequeños no saben identificar.

Además, hay varias actividades que puedes desarrollar con tus alumnos. El tipo de dinámicas dependerá de las edades a las cuales vaya dirigido y también del tipo de alumnos. Sus costumbres personales y familiares afectarán a su predisposición y a su aprovechamiento. Así pues, habrá alumnos que sean más reacios a reconocer, expresar y controlar sus emociones, y otros que no hayan tenido ocasión aún de hacerlo.

Des de Delivering Happiness hemos diseñado algunas actividades para realizar con los alumnos en el aula. Aquí te proponemos una de ellas, el “Emociómetro”. Te la puedes descargar directamente a tu ordenador y prepararla para el nuevo curso. ¡Esperamos que te guste!

¡Descárgate la actividad EL EMOCIÓMETRO!

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí