Happy Blog

Cuatro dinámicas para resolver conflictos en el aula

Delivering Happiness at School | 11 mayo, 2017

Los conflictos entre alumnos se presentan casi a diario en buena parte de las aulas de centros educativos. Y es que nadie dijo que la convivencia fuera fácil, ¿verdad? De hecho, hay quien apunta que los conflictos, bien resueltos, son no solo inevitables sino que son hasta necesarios y recomendables para construir la personalidad y un buen clima allá dónde una persona se desenvuelva.

Las causas de los conflictos son múltiples y de diversa tipología, pero la falta de habilidades para gestionar la comunicación o el trabajo en grupo son a menudo una de ellas. La falta de inteligencia emocional podría también indicarse como causa de malentendidos que pueden derivar en problemas.

El aspecto más importante a tener en cuenta en primera instancia es identificar el conflicto. Los conflictos que se ocultan o pasan por alto suelen generar más problemas a la larga. Una vez se ha localizado, hablar sobre él y dar la palabra tanto a las partes implicadas como a otros observadores es una práctica que suele dar buenos resultados. Así se invita a los alumnos a participar de la situación para detectar tanto su origen como su posible solución. Para agilizar el proceso y realizarlo de forma pautada y organizada, te proponemos a continuación algunos consejos para resolver conflictos en el aula y también ideas para fomentar la cooperación y evitar que se produzcan.

  • El silencio. Se trata de una dinámica en la que, mediante el intercambio de roles, los alumnos se ponenen en el lugar del otro y consiguen empatizar con su situación personal. Se puede realizar en clase y está indicada especialmente para los alumnos de Educación Secundaria. Puedes encontrar las instrucciones para ponerla en práctica aquí.
  • Robar la bandera. Esta actividad sirve para resolver conflictos basándose en la cooperación grupal. La actividad propone formar dos equipos que son parte de una dinámica que requiere la negociación y la resolución de situaciones de forma gamificada. Esta propuesta permitirá motivar al alumnado a realizar una actividad que, a la vez, les enseñará a realizar una buena gestión de las situaciones adversas. Puedes encontrar las instrucciones para usarla aquí.
  • Sillas cooperativas. Esta dinámica puede realizarse en una sesión de clase con los alumnos. Propone la cooperación de los alumnos a través de un juego con un elemento más que familiar para ellos: las sillas. A través de la música y de una propuesta fácil y divertida, los alumnos tendrán que ayudarse mutuamente para conseguir un objetivo. Puedes encontrar las instrucciones detalladas aquí.
  • Representación del conflicto. Esta actividad está indicada para los alumnos más pequeños. En ella se pretende ilustrar con marionetas o otros recursos conflictos de tipo variado, pudiendo utilizar también historias, cuentos, viñetas o, por qué no, material audiovisual o propio. A través de la narración de relatos en el que personajes ajenos sufren algún tipo de conflicto, los alumnos pueden aprender a proponer soluciones al mismo. En una variante interesante, el ejercicio puede realizarse teniendo en cuenta conflictos reales que han tenido lugar en el aula. Puedes encontrar más información sobre esta actividad aquí.

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí