Happy Blog

¿A qué docente escogerías para tu centro?

Delivering Happiness at School | 12 septiembre, 2016

Si tuvieras que elegir a docentes para tu centro…¿qué perfil buscarías?

Esta es la pregunta que se planteó un grupo de alumnos de Bachillerato del centro Betània-Patmos de Barcelona en el contexto del proyecto MUNOG. La respuesta no parece sencilla para ellos ni tampoco para nosotros. Si bien tenemos en mente a personas que son nuestros referentes como buenos docentes… ¿qué pediríamos a nuevos profesores que se tuvieran que unir a nuestros equipos?

Después de sesiones de trabajo y de mucho diálogo, los alumnos de Betània-Patmos coincidieron completamente en algunos aspectos, todos ellos importantísimos también para nosotros. Los docentes que incorporarían deberían ser:

  • docentes dispuestos a ayudar a los alumnos, cercanos, respetuosos y generosos
  • docentes con buenos conocimientos sobre la materia
  • docentes claros y comprensibles en sus explicaciones
  • docentes apasionados, entusiasmados y con emoción por lo que explican
  • docentes que dominen diversas metodologías de aprendizaje

Lo sorprendente es que todos los alumnos estuvieron de acuerdo en que no es suficiente que el docente domine la materia, sino que debe mostrarse cercano y dar y ofrecer confianza a los alumnos. A la vez, es vital que sienta emoción por lo que transmite, pues está demostrado que, sin emoción, empeora el aprendizaje.

Y esto no es todo: en la misma experiencia, se consiguió un consenso muy alto en aspectos como la paciencia, la modestia, la coherencia, el sentido del humor y el pensamiento crítico como aptitudes positivas para un maestro. Ante ello nos damos cuenta no solo de que el sistema educativo requiere profesionales con un lado humano y unos valores definidos y adecuados para la profesión, sino que los alumnos mismos exigen ese perfil para sus docentes. Al fin y al cabo, ellos son los que están en el aula todo el día y quienes se dan cuenta de que, con profesores próximos y enérgicos, el día a día se convierte en una rutina mucho más llevadera y alegre.

Y, si no lo tenemos claro, pensemos a qué profesor o profesora recordamos de nuestra infancia… Seguramente será quien nos hizo sentir bien, quien nos cuidó y valoró. Y, además, quien nos explicaba la historia y las ciencias con ilusión y buenos recursos, pero, por encima de todo, quien nos hizo sentir bien y quien nos enseñó que aprender era un privilegio y podía ser, además, divertido y emocionante.

¡Que tengas un feliz día! 🙂

 

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí