Happy Blog

Categoría: Felicidad en el trabajo

Felicidad y rendimiento en un submarino nuclear

Joan | 27 enero, 2014 | Felicidad en el trabajo

Ciento treinta y cinco tripulantes trabajan en el submarino de propulsión nuclear Santa Fe. Este tipo de submarino puede permanecer en el mar durante meses sin necesidad de combustible, ya que tiene su propio reactor nuclear. Solo necesitan volver para la provisión de alimentos, medicinas y otros artículos necesarios periódicamente.

El Santa Fe tenía la reputación de tener el peor rendimiento, la peor retención y la moral más baja de todos los submarinos nucleares de la Marina. Con frecuencia, había demoras para el lanzamiento, y las reparaciones podrían repetirse varias veces. De los 135 miembros de la tripulación en un período, sólo tres decidieron volver a alistarse. El capitán decidió marcharse, así que entró uno nuevo.

Lo que vio fue que la tripulación había sido demasiado criticada y que el sentido de control sobre su trabajo se había reducido hasta el punto de que no encontraban satisfacción en su trabajo. Uno de los primeros cambios que el capitán hizo fue cambiar la palabra “ellos” por “nosotros”, lo que significa que los miembros de la tripulación no pueden culpar a sus compañeros diciendo: “Ellos no hicieron su trabajo. ‘El uso de’ nosotros ‘hizo hincapié en que todos ellos estaban en el mismo equipo. También les dio más autonomía o control sobre su trabajo.

Otra cosa que cambió fue que el capitán no quería que ningún miembro de la tripulación se limitara a seguir órdenes sin pensar por sí mismos. Si pensaban que algo andaba mal, tenían que hablar y no simplemente seguir las instrucciones a ciegas. Otra nueva modalidad implementada fue la regla de los tres nombres. Cuando la tripulación se presentaba a los inspectores a la nave, se les “obligó” a decir su propio nombre, el nombre del inspector y el nombre del buque en todo momento. Este ejercicio generó un sentido de orgullo en el equipo que no tenía antes.

El resultado de estos cambios fue que el equipo fue capaz de pasar la inspección de su buque por oficiales de alto rango, sin problemas. Anteriormente, se habían hecho mal los mismos ejercicios bajo un capitán diferente, donde no se trataba bien a la tripulación. La puntuación obtenida en la inspección superó a la media, siendo la anterior de las peores.

Esta mejora se atribuyó a los cambios en la cultura que provienen del nuevo capitán. El capitán dijo que estos cambios realmente se centran en hacer que el equipo sea más feliz, y no sólo en la mejora de sus competencias profesionales.

Algunos estudios han demostrado que los trabajadores felices tienden a estar más centrados, ser más productivos y cometen menos errores. El capitán dijo que es su trabajo para que el ambiente sea feliz, por lo que la tripulación puede ser feliz y que se puede ser más atento, más inteligente y más sensible. Este es un enfoque muy diferente a criticar, dominar o usar la fuerza para motivar.

Con el cambio cultural del submarino, la tripulación ejercía mucho mejor, 33 miembros optaron por volver a alistarse. Durante la última fase con el antiguo capitán sólo tres lo hicieron. Además, con el tiempo se promocionaron 10 oficiales de mando entre la tripulación, número poco habitual.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí