Happy Blog

Comunicarse de forma exitosa: ocho claves para conseguirlo

Delivering Happiness at School | 28 octubre, 2018

Buena parte de los conflictos que se producen entre las personas se deben a fallos en la comunicación. También en los colegios, a menudo se producen situaciones complicadas entre docentes y alumnos, o entre equipos, que tienen su origen en el mal uso de los recursos que tenemos a nuestra disposición para establecer contacto con los demás.

Comunicación asertiva, comunicación no violenta, comunicación eficaz… Todas ellas nos hablan de formas de conseguir compartir un mensaje con nuestro interlocutor de la forma más sencilla y exitosa posible con el objetivo último de construir relaciones más sanas, de poder expresarnos con libertad y de resolver cualquier conflicto que se presente.

Para comunicarte de forma exitosa, teniendo en cuenta tanto tus necesidades como las de las otras personas, debes seguir estos consejos:

  • Comunicación no verbal. En una conversación, el lenguaje verbal constituye únicamente el 10% del intercambio. Esto significa que el resto se transmite con gestos, expresiones, la posición del cuerpo, la mirada… Es por ello que hay que cuidar cada aspecto cuando queremos comunicar, pues tan importante es lo que se dice como cómo se dice a nivel corporal.
  • La mirada. Establecer contacto visual con nuestro interlocutor favorecerá una mejor conexión, aportará seguridad y permitirá a la otra persona sentirse atendida y escuchada.
  • El volumen. El tono de voz que empleemos y el volumen con el que hablemos darán también cuenta de lo que queremos expresar. Es conveniente buscar la coherencia entre la idea que queremos compartir y el tono y volumen con el que lo decimos.
  • La escucha. Es el elemento principal de una buena comunicación. Existen algunas técnicas que hacen saber a la otra persona que está siendo escuchada y atendida. Por ejemplo, asentir con la cabeza, mantener la mirada atenta, emitir un “sí”, etc. De esta forma sentirán que estás atento.
  • El espacio. Es necesario dejar espacio a la otra persona para que se exprese. Especialmente en el caso de personas a quien les cuesta más participar en reuniones o en conversaciones. No deben molestarte los silencios, quizás la otra persona los necesite para dar forma a sus ideas y, luego, expresarlas.
  • El lugar. Buscar un sitio adecuado para comunicarse no es, ni mucho menos, algo menor. Es, al contrario, un elemento importante para que las dos partes, o el grupo, se sienta cómodo, con espacio, silencio y los elementos necesarios para que la comunicación sea fluida. También el momento debe ser el oportuno. Si no se dan buenas condiciones, entonces es mejor posponer el encuentro.
  • Turnos. En toda conversación se deben respetar los turnos de palabra. De forma explícita o no, cada persona debe disponer del tiempo que necesite para expresarse, sin ser interrumpida ni cuestionada por el resto.
  • Decir no. Es un elemento muy importante. Conseguir una buena comunicación no significa evitar la negación y dejar de decir lo que pensamos. Al contrario: decir que no y saber aceptar el de los otros constituye una forma muy sana de relacionarse y de poder mostrar ideas, emociones o pensamientos sin juzgar ni ser juzgado.

Puedes aplicar estos consejos en tu comunicación diaria, tanto con alumnos, con familias, con otros docentes… Ah, y no te olvides que también sirven para la comunicación online, que es donde últimamente se producen la mayoría de malentendidos y fallos en los mensajes compartidos. ¡Suerte!

 

 

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí